Google
 

Las Ninfas del Bosque Encantado

domingo, 17 de agosto de 2008

La Gaviota De Oro


http://www.librosenred.com/libros/lagaviotadeoro.aspx

El Sueño De Bebé Elefante

La alborada se despierta engalanada de nubes presumiendo de su radiante esplendor. El reloj del tiempo, marca el inicio de una nueva semana, la brisa juega con las hojas de los árboles difundiendo el aroma de las flores. Toda la naturaleza, está cubierta entre un mágico hechizo de hermosura y música. Lunes y martes, los dos primeros días de la semana parecen dormir, abrazados junto a la orilla de un pequeño riachuelo, extasiados ante tanta belleza.

Se escucha el trinar de un alegre ruiseñor que contempla un poco sorprendido a Bebé Elefante. Hoy ha sido un verdadero día de aventura para él; pues ha llegado hasta el pequeño riachuelo y feliz se está dando un baño mientras canta, sin percatarse que los pececillos y el sapito que allí estaban, han tenido que nadar con mucha prisa, despavoridos por el chapuzón de Bebé Elefante.

Muy cerca de allí, mientras volaba entre las flores, una hermosa mariposa blanca llamada Luz de Luna, degustaba el delicioso néctar. Bebé Elefante, al descubrir la gracia y agilidad de Luz de Luna para volar y quedarse suspendida sobre las delicadas flores, quedó asombrado y dirigiéndose a la mariposa exclamó:

-¡Cómo quisiera volar como lo haces tu! Si yo tuviera ese don tan maravilloso, seguramente tendría muchos amigos y volaría muy alto; quizás podría dormir plácidamente sobre las nubes acolchadas y contemplar desde allí, la belleza del paisaje.

Luz de Luna casi no podía creer lo que estaba escuchando y pensaba: ¿Cómo podría Bebé Elefante siendo tan grande, a pesar de ser solo un bebé, desear ser pequeñito como ella, una mariposa frágil, cuyas alas pueden ser lastimadas aún por una brisa suave…Luz de Luna se sintió entre incrédula y ruborizada, realmente no sabía que responder ante un piropo de tal magnitud.

Nadie se había dado cuenta aún de la presencia de doña Tortuga Encorvada, pues ella oculta en su caparazón, pensaba en aquella ocasión cuando le ganó la carrera a una liebre veloz. Doña tortuga, ya estaba muy vieja y por causa de su experiencia, también había adquirido mucha sabiduría; además su sentido del oído era muy desarrollado, así que había escuchado atentamente, todas las palabras que Bebé Elefante dijo a la bella mariposa; por ésta causa, decidió salir de su caparazón y manifestarle su opinión al gentil elefantito.

_ Discúlpame si te parezco entrometida, dijo la tortuga encorvada. Realmente no ha sido mi intención expiarte; pero sin querer, escuché lo que le dijiste a Luz de Luna, la hermosa mariposa blanca, que se alimenta entre las flores. Tus palabras, me hacen pensar que no estás satisfecho con tu aspecto; es que aún eres muy joven y no has descubierto las hermosas cualidades y talentos que posees. Dios te ha dotado de grandes privilegios. Yo te sugiero y aconsejo que te instruyas cada día, sobre todo que adquieras el hábito de la lectura. Cuando lo haces, es como si vivieras una aventura diferente en cada libro; tus facultades se despiertan de tal manera, que descubres y aprendes a valorar tanto la belleza que te rodea, como la que hay dentro de ti; así cada día te parecerá mas bello, no importa si es invierno, primavera o verano, apreciarás todo el bien que trae la lluvia, el sol te parecerá que sonríe para ti, verás el encanto sublime de la luna y al contemplarla, podrás tejer en tu imaginación una corona con los luceros mas hermosos y obsequiársela a ella, todas las veces que lo desees.

Bebé Elefante quedó extasiado ante el consejo de doña tortuga Encorvada, y pensó que desde éste momento, empezaría a seguir su sabio consejo.

Así pasaron los días, las semanas, los meses y los años, mientras los nardos y las rosas esparcían aromas fragantes y cada amanecer era más bello, ante los ojos de aquel elefante, que se había convertido en un sabio admirador de toda la naturaleza.

Esta mañana temprano, mientras el señor elefante se dirigía al río, se detuvo a contemplar a una pequeña araña que diligente tejía una hermosa bufanda de muchos colores, para obsequiarla a don Grillo, el esbelto cantor que le había robado el corazón a la arañita. Ella, mientras teje, no deja de pensar en lo feliz que se sentirá don Grillo, por tan precioso regalo. Quizás el como un gesto de gratitud y aprecio, le dedique una canción, al compás de su guitarra, ésta misma noche, que es noche de luna llena…

El sabio elefante, se despide de la arañita y prosigue su camino, cuando descubre un acontecimiento que le causa mucha gracia:

La ardillita Cascanueces, le ha jugado una broma al viejo gato valiente. Aprovechando que el está profundamente dormido, le amarró las patas y la cola. En éste preciso instante, mientras les narro éste cuento, don Ratoncito quien escuchaba oculto en el cajón de mi escritorio, ha salido para contarme, que don Gato ya no es tan valiente, pues casi no le quedan dientes para hacer sus fechorías. En otro tiempo, todos los ratoncitos le tenían mucho miedo a don Gato, pues el fue uno de los felinos mas temidos en éstas tierras.
Aquella noche, don Elefante, se ríe a carcajadas recordando la broma que le hizo la ardillita al viejo gato valiente.

Los cálidos rayos del sol, se desplazan iluminando las majestuosas montañas. Es la mañana de un día miércoles y a lo lejos, se escuchan las estruendosas carcajadas del señor Elefante, quien disfruta su matutino paseo, ésta vez en compañía de Bin Bin, su pequeño nieto, quien insistente le pide que cante. El señor elefante, recuerda aquellos lejanos tiempos cuando el tan solo era “Bebé Elefante”. Cierta nostalgia invade su espíritu, mientras con gran esfuerzo, continúa su camino apoyado en un bordón. Cuando se acercan al río y sus mas hermosos recuerdos de la niñez, fluyen en su memoria, sus torpes patas ya cansadas por el embate de tantos años, vacilantes en su bordón, intentan sumergirse en las cristalinas aguas; en ese preciso instante, escucha una temblorosa pero mágica voz, que se abre paso entre la suave brisa… Allí está como siempre en el momento que mas la necesita, doña Tortuga Encorvada, ya anciana y desdentada le sonríe con ternura. Los ojos del abuelo Elefante, se iluminan de alegría.

_ Oye, mi amigo gigante: Dice la sabia tortuga al apreciado elefante:
Ya es hora de que enseñes a tu nieto Bin Bin a descubrir toda la belleza que hay a su alrededor… Ya es hora que le enseñes a leer y a crear sus propias aventuras.
También los ojos de Bin Bin, empiezan a iluminarse y su espíritu aventurero, quiere descubrir mil mundos, se imagina ser pirata, conquistando muchos mares…

Entre tanto Luz de Luna la hermosa mariposa de alas blancas, la misma que despertó hace tantos años en Bebé Elefante, el anhelo de volar, continúa degustando flores nuevas y contemplando ocultos paraísos que han quedado plasmados entre las amarillentas páginas de un libro de hermosos cuentos que mi abuela me obsequió cuando aún yo era niña.

Marta Lilián Molano

lunes, 10 de marzo de 2008

Hermosa Historia de un Bebé Sabio


http://www.lulu.com/content/1407977

Presentación
Maravilloso viaje a la fantasía, donde el protagonista que aún está en proceso de gestación es un bebé índigo, un ser excepcional rodeado de luz y sabiduría quien recuerda su verdadero origen, cuando su madre que es maestra, lee a los alumnos un cuento que describe el lugar de donde el proviene.
Estas páginas son un homenaje a la vida. Adrih en su estado embrionario, cuando duerme disfruta hermosas aventuras; hace nuevos amigos descubriendo islas vírgenes y tesoros de piratas. Sus vivencias encierran un mensaje especial que el desea trasmitir a los futuros padres, a los niños y a toda la humanidad.
Esta obra ha sido inspirada en un gran amigo, a quien admiro profundamente por su sabiduría y calidad humana. Alguien que me enseñó a ver a través de la sencillez de su mirada una luz especial que va mas allá del común entendimiento, para convertirse en la mas genuina chispa de inspiración. Alguien que me llevó a imaginar que realmente el viene de un mundo mágico en el cual me sumergí, para descubrir la historia que he venido a contarles.

Libro de Poemas


Dedicado a Emmanuel: El niño que nació en cautiverio, en la selva de Colombia.

“En la profunda selva espesa, fría,
Bajo la infamia vil de cruenta guerra,
Un niño le confiesa a la alborada
Que anhela estar en brazos de la abuela”.
Compendio poético variado. Acrósticos en rima y poemas donde el amor y la esperanza se conjugan.
Las narraciones escritas en prosa lírica y algunos poemas, hayan su esencia en el conflicto armado de Colombia y emergen como un grito que se enfrenta ante su propio eco, queriendo reflejar en éstas páginas, la guerra ante los ojos de los niños que la sufren, entre ellos Emmanuel, el pequeño que nació en cautiverio y ahora disfruta la ternura y amor de su familia.

Las Aventuras De Un Niño Indio


http://www.lulu.com/content/1418527

El fantástico poder de uno de los sabios chamanes, reposa sobre Yalú, el niño perteneciente a la comarca Kuna. El adquiere este singular don, cuando en una cueva descubre tres figuras milenarias talladas sobre la roca y al pasar su mano sobre ellas, toman vida.Yalú junto a Tucán, Atalaya un águila Real y Dago el Camaleón, viven divertidas aventuras que comparten con nosotros, llevando además un mensaje de paz y bienestar para toda la humanidad.
Dedicado todos los niños y a las niñas del planeta tierra. Son ellos como estrellitas mágicas que encienden la chispa de inspiración a mi vida.
También a los adultos que todavía conservan su corazón de niño y se atreven a soñar dando rienda suelta a su imaginación como lo hacen ellos.
A la tribu Kuna de Panamá que enriqueció mi vida con su arte y cultura plasmando en mi imaginación y en mis dedos, los llamativos colores de sus molas con diseños fabulosos elaboradas en telas de algodón.

Arrullos

http://www.lulu.com/content/1508897

Mamita cuéntame un cuento, le pidió Patito Cuá, a Mamá Copo de Nieve, cuando se iban a acostar.
-Muy bien, mi patito amado, hoy sin duda aprenderás de una forma divertida, hasta cincuenta a contar.

En la granja de don Paco, en la laguna encantada para agasajar la luna, hubo un concierto de ranas;
cinco estaban muy contentas, con arpas y con violines, lo hacían con gran excelencia, vestidas de querubines.

Dos con voz realmente hermosa, empezaron a cantar y lo hacían de tal manera, que todas las estrellitas en el balcón de las nubes, se asomaron a escuchar.

Entran saltando nerviosas, con su sonrisa preciosa, diez inocentes ranitas, vestidas de mariposas.
Tres estaban escondidas, entre lirios nacarados, con marimbas melodiosas que a la luna enamoraron.

Patito sabe muy bién que cinco mas dos son siete y si tu le agregas diez y luego tres, suman veinte.
Veinte ranitas reunidas, en la laguna encantada
y otras treinta suspirando, ocultas entre las ramas.
Cincuenta, son en total, las ranitas que allí estaban,
veinte cantan a la luna, treinta escuchan encantadas.
Decía el Patito Cuá, mientras sus ojos cerraba
y Mamá Copo de Nieve, con ternura le abrigaba.

La Historia de Eva

http://www.lulu.com/content/1714174

“Si encuentras a tu paso a una niña de preciosa sonrisa que sostiene en su mano un bordón y no le es posible contemplar la luna, las estrellas, ni los colores del arco iris, mira su hombro izquierdo y si al mirar descubres un pequeño lunar en forma de mariposa conviértete en su amigo, sin duda ella se alegrará. Su nombre es Eva”.

Después de la tragedia del tsunami, la pequeña Eva se debate entre la vida y la muerte, ahora posee un cuerpo etéreo que puede desplazarse por el aire, como si fuera una mariposa.
En aquel mundo, encuentra un maravilloso ser que realmente es Albert Einstein a quien ella cariñosamente llama “El Genio de la Luz” y a un singular amigo llamado Elfo Lector, con quienes viaja en otra dimensión, a través de los colores.
Entre las notas de su mágico violín, y el aroma a pino y naranjos en flor, El Genio de la Luz y Elfo Lector manifiestan su presencia y acompañan a Eva de regreso a su mundo, donde le espera un nuevo reto: Seguir adelante pese a la pérdida de su madre y a su incapacidad para ver.
Se ha producido un error en este gadget.

Gracias por tu Visita. Yo Amo la Vida y la Poesía. El Arte, las Buenas Costumbres, la Naturaleza y La Paz...¿Y Tú? Regresa Pronto.